• Facebook Black Round

© 2016 por Dinamiser

Tel: (572) 3120638,  3117931508

NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER...

 

Cuando sentimos que ya no damos más, que el camino se estrecha entre la rutina, los problemas diarios, las desilusiones y frustraciones del día a día. Y sobre todo cuando creemos que no hay salida, es cuando la visión se empieza a estrechar y creemos que no existen más alternativas diferentes a seguir sobreviviendo y apagando incendios.

 

Pero si te detienes a pensar por un momento: ¿Esto era lo que deseabas vivir? La respuesta será un rotundo NO. Tal vez ese sueño y esos proyectos iniciales estén muy alejados de la realidad.

 

Cuando un líder pierde su visión en el día a día de su trabajo, la vida se hace más pesada, los resultados no son los mismos, ni tampoco será inspiración, al contrario es como si luchara contra la corriente.

 

Antoine de Saint Exupéry, dijo :”Si quieres construir un barco, no empieces por cortar las maderas  y distribuir el trabajo, sino que primero haz de saber evocar en los hombres el anhelo del mar libre y abierto”. Sin embargo, como llevar a los demás a que vivan mi visión si yo ya la perdí? Si estoy con la mirada puesta en la estrechez del escritorio y entre los pendientes por resolver?.

 

El propósito de un líder va mucho más allá de quedarse firmando papeles, haciendo llamados de atención, poniendo la cara para resolver lo que otros hacen. Acompañando líderes de diferentes áreas me doy cuenta que independientemente de su campo de acción todos tienen algo en común y es que alguna vez tuvieron un sueño y cuando logran conectarse nuevamente con ese sueño es como quitarse la venda imaginaria que se habían puesto y salir de una zona que parecía cómoda pero que no iba a dar ningún fruto a largo plazo. Y tras ello vuelven a conectarse con la emoción, los sueños, los valores y ese gran propósito.

 

Es por eso, que te dejo estas tres claves para que te tomes un tiempo, respires profundo y con un nuevo aliento retomes las riendas de tu equipo:

  1. Cuando un líder pierde su visión, debe empezar por recuperar su visión personal. Tomate un tiempo para recordar que es aquello que mueve tu pasión, que es aquello que te hace levantar cada mañana y luego alinea esto con tu visión empresarial. Es decir como tu visión de vida la puedes hacer realidad a través de lo que haces día a día.

  2. Para lograr la eficacia y la eficiencia los líderes deben lograr que las personas se sientan parte de la organización. Revisa que tanta confianza y sentido de cooperación y pertenencia promueves en tu equipo.

  3. Analiza como están tus reglas y procedimientos, si no están claros, si las personas no tienen claridad hasta donde llega su responsabilidad, si no eres ecuánime. Stop! Debes tomar medidas inmediatas.

 

Por ahora, es una forma de irse quitando la venda, aquella que no nos deja ver más allá, ver de manera estratégica. Que tu rol como líder no se convierta en tu esclavitud.

 

Conactanos y empieza tu proceso de coaching para líderes.

 

Marie Isabel Pantoja Aguilera

Please reload

Entradas destacadas

NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER...

February 16, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags